Jesús mi sanador – Mateo 8:1-17


Leia este pasaje y note algo que me ayudo particularmente en mi propia sanación porque en estos días estaba un poco enfermo y senti que el me sano.

Jesús sano al siervo del centurion, pero para que esto sucediera el centurion tuvo que tener FE.

Jesús saño al leproso, pero para que el fuera sano presento su petición a Jesús sometiendose a su SEÑORIO, porque dijo “Señor, si quieres…”.

Jesús sano a la suegra de Pedro y ella al instante le sirvió.

Jesús sanó a estas tres personas, y ellas necesitaron FE, creer que Jesús podia hacerlo reconciendo su poder. Tambien necesitaron reconocer su SEÑORIO, hoy en dia Dios sigue sanando pero no lo hace por la voluntad del hombre sino todo esta en la voluntad de Dios, y esto no quita poder a Dios, porque Dios tiene el poder para sanar y hacer otras maravillas mas, pero debo entender que El es el Señor y que El no se sujeta a mis peticiones porque PubliBlogRogÉl es el Señor, yo soy el que debo sujetarme a sus decisiones y si no me sano no es  porque no hubo fe suficiente o que Dios no tiene el poder sino porque en la voluntad de Dios quiere que lleve esa enfermedad y si es asi solo me que da con gozo someterme a su SEÑORIO.

Ademas una vez siendo sanado por la voluntad de Dios ahora, ¿qué debo hacer? seguir mi vida normal, ¡no! ya no debe ser normal debo SERVIR al Señor.

Señor gracias por la salud que me das y te sevire en la salud y en la enfermedad.

Si te fue de bendición este articulo, ora por nosotros o tal vez quisieras hacer una donación, si es así, clic aquí, gracias.

Si quiere una oración especial para tí, o tienes preguntas o dudar, tal vez un consejo, te animo a dar tus comentarios en la parte de abajo y también a visitar mi otro blog todoconsejo.com

Roger Puma