No Pares De Leer Tu Biblia


No descanse sobre su lectura pasada. Lea su Biblia más y más cada año. Léala si tienes ganas de leerla o no. Y ore sin cesar que el gozo regrese y los placeres se aumenten.

Tres razones que esto no es el legalismo:

Estás confesando tu falta de deseo como pecado, y rogando como un niño impotente por el deseo que anhelas tener. Los legalistas no ruegan así. Se presumen.

Estás leyendo por la desesperación para obtener los efectos de esta medicina celestial. La lectura de la Biblia no es una cura para una mala conciencia; es una quimioterapia para tu cáncer espiritual. Los legalistas se sienten mejor porque han hecho su ritual religioso. Los santos se sienten mejor cuando su ceguera se quita, y ven a Jesús en la Palabra. Que seamos sinceros. Estamos desesperadamente enfermos con mundanalidad, y solo el Espíritu Santo, por la Palabra de Dios, puede curar esta enfermedad terminal. Sigue leyendo