Siendo Ejemplos – 1Ts. 1:1-10


Los hermanos de tesalónica eran ejemplos de testigos, la palabra había sido divulgada por ellos y su fe se había extendido a diversas partes; eran ejemplos de conversión, habían dejado los ídolos para seguir a Dios; también eran ejemplos de esperanza, esperaban la venida del Señor.

Ellos eran ejemplo porque habían imitado a Pablo y al Señor Jesucristo.

Señor sere un testigo que anuncie tu palabra, un convertido que honre tu nombre con mi manera de vivir y un hijo que te extraña, esperando tu venida. Señor ayudame a ser un ejemplo.

Aquellos que te siguen son solo la extensión de lo que tu eres”

Roger, 11 de Marzo del 2008