Si Vosotros permaneceis en mi palabra, verdaderamente sois mis discipulos


Juan 8:31-36

Entonces Jesús decía a los judíos que habían creído en El: Si vosotros permanecéis en mi palabra, verdaderamente sois mis discípulos; y conoceréis la verdad, y la verdad os hará libres. Ellos le contestaron: Somos descendientes de Abraham y nunca hemos sido esclavos de nadie. ¿Cómo dices tú: “Seréis libres”? Jesús les respondió: En verdad, en verdad os digo que todo el que comete pecado es esclavo del pecado. Y el esclavo no queda en la casa para siempre; el hijo sí permanece para siempre. Así que, si el Hijo os hace libres, seréis realmente libres.

5 Preguntas que surgen en el versículo 31

  1. ¿Qué significa “ser verdaderamente discípulos de Jesús”? (“verdaderamente sois mis discípulos“)
  2. ¿A qué se refiere Jesús con la frase “mi palabra”? (“Si vosotros permanecéis en mi palabra…”)
  3. ¿Qué significa estar “en” esa palabra? (“Si vosotros permanecéis en mi palabra…”)
  4. ¿Qué significa “permanecer” allí? (“Si vosotros permanecéis en mi palabra…”)
  5. ¿Cuál es la relación entre permanecer en su palabra y ser verdaderamente discípulo de Jesús? (“Si vosotros permanecéis en mi palabra, verdaderamente sois mis discípulos.”)

1. ¿Que significa “ser verdaderamente discípulos de Jesus”?

Versículo 31: “Jesús decía a los judíos que habían creído en El: Si vosotros permanecéis en mi palabra, verdaderamente sois mis discípulos”. Lo que esta frase “verdaderamente sois mis discípulos” implica, es que hay discípulos que no son verdaderamente discípulos. La palabra “verdaderamente” significa “realmente” -“realmente mis discípulos”. En otras palabras, hay discípulos reales e irreales. Hay discípulos auténticos y no-auténticos. Hay un discipulado que es simplemente externo, y hay un discipulado que desciende hasta la raíz. Sigue leyendo

No adiós sino hasta luego – 1Ts. 4:13-18


Cuando muere un ser querido es una tristeza porque nunca mas lo volverás a ver. Pero cuando el Señor vine en nosotros y en nuestros seres queridos la muerte toma un sentido diferente. Cuando un ser querido muere siendo creyente ya no es adiós nunca mas te veré, sino hasta luego porque pronto nos volveremos a ver ya sea que muera o que venga el Señor Jesucristo a la tierra nos reuniremos en el cielo. Por ello estoy obligado a ganar a mi familia para Cristo para que cuando mueran no sea una tristeza al decir adiós sino un consuelo, porque podré decirles hasta luego nos veremos en el cielo.                                                              Roger, 17 de Marzo del 2008

Mi Corono y Gozo – 1Ts. 2.17-20


¿Que es lo que lo que me da mas alegría? Tener mucho dinero, o que me regalen lo que yo quiero, o ser amado por todos, o ser siempre el ganador, etc. La Biblia me dice que un gran gozo es ver a gente que en un tiempo estuvieron en la más sucio del pecado pero ahora que conocen a Cristo, habiendo creído en él sus vidas fueron cambiadas al punto que la gente que los conocen se maravillan y de esta manera dan gloria a Dios. Este gran gozo puede ser real en mí, si yo soy el instrumento de Dios para que la gente conozca al Señor y tenga el privilegio de ver una vida cambiada que antes estaba sufriendo en el pecado pero ahora se deleita en el Señor.

 “La gente que gano para Cristo son mi corona y gozo” 

Roger, 14 de Marzo del 2008