Si Vosotros permaneceis en mi palabra, verdaderamente sois mis discipulos


Juan 8:31-36

Entonces Jesús decía a los judíos que habían creído en El: Si vosotros permanecéis en mi palabra, verdaderamente sois mis discípulos; y conoceréis la verdad, y la verdad os hará libres. Ellos le contestaron: Somos descendientes de Abraham y nunca hemos sido esclavos de nadie. ¿Cómo dices tú: “Seréis libres”? Jesús les respondió: En verdad, en verdad os digo que todo el que comete pecado es esclavo del pecado. Y el esclavo no queda en la casa para siempre; el hijo sí permanece para siempre. Así que, si el Hijo os hace libres, seréis realmente libres.

5 Preguntas que surgen en el versículo 31

  1. ¿Qué significa “ser verdaderamente discípulos de Jesús”? (“verdaderamente sois mis discípulos“)
  2. ¿A qué se refiere Jesús con la frase “mi palabra”? (“Si vosotros permanecéis en mi palabra…”)
  3. ¿Qué significa estar “en” esa palabra? (“Si vosotros permanecéis en mi palabra…”)
  4. ¿Qué significa “permanecer” allí? (“Si vosotros permanecéis en mi palabra…”)
  5. ¿Cuál es la relación entre permanecer en su palabra y ser verdaderamente discípulo de Jesús? (“Si vosotros permanecéis en mi palabra, verdaderamente sois mis discípulos.”)

1. ¿Que significa “ser verdaderamente discípulos de Jesus”?

Versículo 31: “Jesús decía a los judíos que habían creído en El: Si vosotros permanecéis en mi palabra, verdaderamente sois mis discípulos”. Lo que esta frase “verdaderamente sois mis discípulos” implica, es que hay discípulos que no son verdaderamente discípulos. La palabra “verdaderamente” significa “realmente” -“realmente mis discípulos”. En otras palabras, hay discípulos reales e irreales. Hay discípulos auténticos y no-auténticos. Hay un discipulado que es simplemente externo, y hay un discipulado que desciende hasta la raíz. Sigue leyendo

Anuncios

Es necesario ser afligio por las pruebas – 1P. 1:1-9


Dios me prueba para saber cuanta fe tengo en él, para saber si realmente le amo, para saber si sere leal a él a pesar de la oposicion. Las pruebas purifican mi alma y me hacen depender mas de él. Cada prueba que viene es para recordarme que no soy nada y sin él estoy perdido.

A mediada que pasa el tiempo el fuego de prueba crece para que mi fe sea mas fortalecida.

Señor en ti confiare aun cuando no entienda porque me afliges. No me toca entender sino mas bien darte gloria porque tu eres el Señor.

Roper Puma