El Engaño del Orgullo

hombre orgullosoTe cuidado de alabarte a ti mismo, o de auto-proclamarte ser alguien, porque si no eres la persona indicada, según piensas que eres, serás humillado.

No puedes auto-otorgarte una posición que no te pertenece, porque si lo haces serás humillado.

El orgullo puede decirte que eres alguien, pero solo te esta engañando. La humildad te dice realmente quien eres y dice la verdad.

Este pensamiento viene de la historia de 1Reyes 1:5-53 sobre Adonías, empezó auto-proclamándose rey, pero al final lo vemos de rodillas ante Salomón, quien realmente era el que sería el rey ed Israel.

Este pasaje me hace recordar una parabola de Jesucristo relatada en el evangelio de Lucas 14:7-11:

7 Al notar cómo los invitados escogían los lugares de honor en la mesa, les contó esta parábola: 8 —Cuando alguien te invite a una fiesta de bodas, no te sientes en el lugar de honor, no sea que haya algún invitado más distinguido que tú. 9 Si es así, el que los invitó a los dos vendrá y te dirá: “Cédele tu asiento a este hombre.” Entonces, avergonzado, tendrás que ocupar el último asiento. 10 Más bien, cuando te inviten, siéntate en el último lugar, para que cuando venga el que te invitó, te diga: “Amigo, pasa más adelante a un lugar mejor.” Así recibirás honor en presencia de todos los demás invitados. 11 Todo el que a sí mismo se enaltece será humillado, y el que se humilla será enaltecido.

Toma la pastilla de la humildad, para que no te suba la presión del orgullo.

Roger 

WWW.TODOCONSEJO.COM

Todo Tipo de Consejo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s