Cuatro Argumentos que Atacan la Resurrección

1. Los testigos de Jehová dicen que la resurrección no fue física.

Sin embargo la Biblia nos enseña en Santiago 2.26, que le espíritu no puede morir, por lo cual Cristo no podía resucitar si fue el espíritu que se murió, cuando murió Cristo murió su cuerpo, su espíritu estaba vivo, que descendió al centro de la tierra. El espíritu jamás morirá tanto de malos y de los buenos vivirán en el cielo o el lago de fuego eternamente

2. Los discípulos robaron el cuerpo: Eso es ilógico, irracional.

El cuerpo de Cristo fue custodiado por una guardia romana, y le pusieron una roca pesada que tenia aproximadamente dos toneladas de peso.

Los soldados que guardaban la guardia romana, tenían las siguientes características:

  1. Estaban penados  con la muerte si abandonaban su puesto.
  2. Una guardia romana estaba formada por 16 solados, y cada uno de esos soldados estaba entrenado para proteger tres metros de circunferencia a su alrededor, esa guardia podía detener un batallón entero.
  3. Eran soldados especialmente para matar al primero que intentaba algo en contra de su posición
  4. El uniforme de los soldados consistía: un corsé que tenía cubierto de cuero sobre su pecho, un casco de hierro, en la mano derecha una lanza de hierro, en el brazo izquierdo un escudo de hierro. Una espada larga y otra espada corta amarrada al cinto y una malla dentro de su vestidura

¿Quien se hubiera atrevido a acercarse a tratar de robar el cuerpo de Jesucristo?

3. Que Cristo no murió. Que solo sufrió un desmayo temporal.

Jesús en su estado no podía quitarse las vendas, mover la piedra y luchar con 16 soldados bien armados.

El centurión que estaba a lado, era un experto en muertes de crucifixión porque era el arma favorita de roma para torturar y matar a sus enemigos. Cuando el centurión se acercaba al cuerpo de Cristo, regularmente se le rompían las rodillas para que el cuerpo cayera aplastara el diafragma y sobrevenía la asfixia y muchos de ellos morían asfixiados.

Cuando el centurión se acerco supo que Cristo estaba muerto, pero de una forma para cerciorase que estaba muerto le atravieso la lanza el costado de Cristo, de lado izquierdo hasta arriba y cuando saco la lanza, el apóstol Juan que estaba con María, escribió y vi salir agua y sangre. Cuando de un cuerpo sale agua y sangre, medicamente que estaba muerto.

4. Que los apóstoles sufrieron alucinaciones y visiones.

Esto debería verificarse porque lo vieron varios grupos de personas, y en diferentes lugares. Todos coincidieron que al que habían visto era Cristo.

Cristo se le apareció a María Magdalena, a muchas mujeres, a Pedro, a los dos discípulos en el camino a Emaús, a los once apóstoles, a siete discípulos en el mar de tiberios, a quinientos seguidores 1Co. 15.6, a Jacobo y en su ascensión a los once apóstoles.

Analizando la resurrección de Cristo como era posible que 325 años después de que Cristo resucita un ejército de 12 hombres sin espadas sin escudos, sin armas hayan podido hayan podido enfrentar el arrebato de sus bienes, de su familia, la pérdida de sus hijos, la pérdida de sus casas, la pérdida de sus propias vida ene l coliseo romanos por 350 años porque estaban convencidos de que Jesús vivía.

Estos hombres antes de la resurrección habían escapados y hasta Pedro lo negó. Todos se echaron a correr. Cuando quiso los encontró los encontró en una casa escondidos, por miedo que ellos también corrieran la misma suerte. Pero ¿qué fue lo que hizo que enfrentaran al impero, a los líderes religiosos? La resurrección de Jesucristo.

Si Cristo resucito, tu y yo vamos a resucitar. Juan 11.25 Al entregar nuestra vida a Cristo nos garantiza la inmortalidad de nuestra alma. Desde que tengo a Cristo ya tengo la vida eterna. Por eso la vida eterna no se puede perder.

Si no tienes esta esperanza eres el más digno de lastima de todos los seres humanos, porque la vida tuya y la de una animalito no tienen ninguna diferencia, tu naciste también los animalitos nacieron, tu comes los animalitos también comen, ellos viven y trabajan tu también lo haces y mueren sin esperanza al igual que tu vida sin esperanza.

Entrega tu vida al Señor en él hay esperanza de resurrección y vida eterna.

Por Armando Alducin..

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s